X
X

Tesis premiada por “PiensaCobre” sobre uso de nanofiltración permitiría menor impacto ambiental

Tesis premiada por “PiensaCobre” sobre uso de nanofiltración permitiría menor impacto ambiental

Tesis premiada por “PiensaCobre” sobre uso de nanofiltración permitiría menor impacto ambiental

16.05.2017

Javier Andalaft Senociaín, Ingeniero Civil UdeC y alumno de magister, fue el único en la región del Biobio en obtener la beca PiensaCobre que otorga Codelco y el Centro de Modelamiento Matemático de la Universidad de Chile. Premio que le fue entregado el pasado 02 de mayo, en una ceremonia realizada en Santiago.

En la actividad fueron premiados siete de los 36 estudiantes de doctorado, magíster y de último año de pregrado provenientes de 13 universidades que postularon en esta segunda edición del concurso. Fueron destacados tres estudiantes extranjeros, cuatro mujeres y tres tesis de universidades regionales, entre ellas, la de Javier Andalaft.

El jurado estuvo formado por el presidente del directorio de Codelco, Óscar Landerretche; el director Juan Enrique Morales; el gerente corporativo de Negocios e Innovación, Jaime Rivera; además de profesionales y expertos de innovación de la Corporación. Además, fueron parte del comité seleccionador Alan Farcas, director de Endeavor, y Andrés Pesce, gerente de Negocios y Sustentabilidad de Fundación Chile.

Este certamen busca que la academia aporte con sus conocimientos y provoque soluciones disruptivas e innovadoras para los desafíos que enfrenta la minería.

“Mejorar las condiciones de vida de las personas”

La propuesta de tesis que está desarrollando Javier Andalaft y por lo que recibió la beca PiensaCobre se titula “Evaluación del ensuciamiento en la nanofiltración de drenaje ácido minero”. El drenaje ácido minero es uno de los contaminantes generados por la minería que mayor impacto tiene sobre el ecosistema. En los últimos años, se ha evaluado la posibilidad de incorporar la tecnología de membranas, en particular, la nanofiltración como medida de remediación de este efluente.

“A través de esta membrana se busca mejorar la calidad del agua por un tema ambiental, ya que el sulfato tiene también un impacto sobre el ecosistema, sobre la fauna y flora de los alrededores. Eso es importante, pero también esta membrana permite concentrar o reducir el volumen de este contaminante, que es el drenaje ácido y al disminuirlo se puede extraer potencialmente el cobre u otros metales que sean de interés”, explicó Javier Andalaft, quien está trabajando en este proyecto junto a Paula Fuentes, alumna memorista de Ingeniería Civil.

Javier Andalaft en el laboratorio

Actualmente, las mineras en Chile utilizan un método HDS que consiste en agregar caliza al agua contaminada y forzar la precipitación de los metales, “pero la desventaja de eso es que genera mucho lodo tóxico que implica la construcción de grandes y costosos sedimentadores”, puntualizó el alumno de magister, quien comentó que la tecnología del uso de membranas se ha propuesto en otros países, como en Alemania, donde ciertos investigadores evaluaron la factibilidad de implementarla.

Actualmente, la tesis está en fase experimental, “junto a Paula hemos estado viendo los resultados… hemos estado trabajado harto, evaluando el efecto de algunas variables como la acidez y la temperatura para luego pasar de lleno a mi investigación que es el ensuciamiento de la membrana”, explicó Javier, quien comentó que - a medida que pasa el tiempo -estas membranas se pueden ensuciar, porque precipitan ciertos minerales sobre su superficie y para ello existen productos químicos que permiten retardar ese proceso y, por lo tanto, que no vaya a tener un efecto a gran escala en el futuro.

“La durabilidad de la membrana depende de las condiciones de operación: la presión en la que se esté trabajando, la composición de la solución contaminante, que en este caso es el drenaje ácido que es bastante agresiva”, puntualizó Andalaft.

Esta idea de tesis ha sido posible desarrollarla gracias al académico Alex Schwarz del Departamento de Ingeniería Civil, a quien “agradezco su apoyo, él me recomendó para el premio, y me ha permitido trabajar con equipamientos de última tecnología en los laboratorios, me ha dado su confianza y su respaldo tanto en la memoria de título como en la tesis”, señaló Javier Andalaft. Este agradecimiento también lo hace extensivo al docente Rodrigo Bórquez del Departamento de Ingeniería Química y al CRHIAM.

¿Qué significa para ti el recibir este premio?

“El haber recibido este premio es una tremenda motivación para seguir aprendiendo, investigando, porque en el fondo, el objetivo a largo plazo es mejorar las condiciones de vida de las personas, porque en este tema del manejo de los residuos mineros hay un impacto a largo plazo que aún cuesta dimensionar”.

¿Qué significa ser un Ingeniero UdeC?

“Es un tremendo orgullo pertenecer a esta facultad, la misma estadía en Alemania, donde estuve un año, me demostró que los ingenieros de la Universidad de Concepción estamos preparados para cualquier lugar y desafío, tanto en lo teórico como en lo humanos, dos aspectos que en la formación que me han entregado es súper potente, súper buena”.