X
X

​Igor Wilkomirsky compartió su visión y experiencia sobre la investigación aplicada

​Igor Wilkomirsky compartió su visión y experiencia sobre la investigación aplicada

​Igor Wilkomirsky compartió su visión y experiencia sobre la investigación aplicada

18.11.2016

El patentero N°1 de Chile pertenece, hace más de 40 años, a la Facultad de Ingeniería de la UdeC. Su tremenda trayectoria y, en especial, su experiencia en investigación aplicada fueron destacadas en una actividad organizada por la propia FI como una forma de reconocer su legado.

En la charla, efectuada el 16 de noviembre, denominada: “De la Idea al Invento”, Igor Wilkomirsky compartió su visión sobre el tema de la investigación en general en Chile y las patentes, y destacó tres de sus inventos. Es el inventor con más patentes en el país, considerando las 39 concedidas en Chile y las 21, en el extranjero (Canadá, Estados Unidos, Japón, Argentina, China y la Comunidad Europea).

“Este reconocimiento como el inventor con más patentes no ha sido el resultado de un trabajo solo, por el contrario, he trabajado permanentemente con otros académicos y estudiantes, que han apoyado y siguen aportando a generar nuevo conocimiento”, manifestó al inicio de su charla. Fue, sin duda, el escenario donde no sólo compartió sus ideas, sino que transmitió en 30 minutos su entusiasmo por crear, con la sabiduría y sencillez de un ingeniero que ha sabido liderar y demostrar que desde regiones se puede contribuir a Chile y al Mundo.

Igor Wilkomirsky nació en Angol y recién a los 7 años supo, por primera vez, lo que era una sala de clases. La curiosidad e ingenio fueron características que reconoce haberlas tenido toda la vida. Estudió Ingeniería Civil Química en la UdeC y luego obtuvo un Magister en Ingeniería Metalúrgica en Colorado School of Mines en Estados Unidos, y un doctorado en la Universidad British Columbia en Canadá.

Una mirada crítica, pero compartida por la mayoría sobre cómo se hace ciencia en Chile expuso en el auditorio Salvador Gálvez frente a docentes, alumnos y personal administrativo. Indicadores duros, como por ejemplo, las patentes chilenas representan cerca del 0,018% del total mundial o el bajo número de grupos y personas especializadas y con experiencias en el desarrollo de tecnología.

Es clave, en su parecer, que Chile sea capaz de priorizar las áreas de interés nacional en que efectivamente se tenga un fuerte impacto económico y social. Y, desde la academia, estimular para ir más allá de sólo el artículo publicado y la generación de grupos de I + D permanentes en el tiempo orientados al desarrollo de tecnologías, en particular, en el área de la ingeniería.

Las patentes, como él mismo indicó, son sólo un medio de proteger un desarrollo potencialmente con valor comercial, y no un fin. Una publicación ISI, por ejemplo, debiera tener la misma equivalencia -en la categorización universitaria- que una patente, aunque indica que muchos docentes no comparten esta idea.

Al finalizar, Luis Morán, Decano de la Facultad de Ingeniería agradeció el aporte de Igor Wilkomirsky a la academia, investigadores y alumnos, entregándole un cuadro donado por el Departamento de Ingeniería Metalúrgica, fotografía del mural que existe en el edificio de la mencionada unidad de ingeniería.