X
X

Relación de confianza ha sido clave en la vinculación industrial

Relación de confianza ha sido clave en la vinculación industrial

Relación de confianza ha sido clave en la vinculación industrial

23.10.2018

Como una relación “buenísima” define Eduardo Izquierdo la alianza que tiene FPC con la Facultad de Ingeniería, en particular, con el investigador Miguel Angel Pereira del DIQ y el equipo que se ha formado a lo largo de los últimos 5 años de vinculación, con la mencionada empresa.

Desde el primer proyecto, ejecutado 2013, han pasado varios más, la mayoría orientado a estudiar la factibilidad de la producción de nanofibrila de celulosa para aplicaciones enfocadas en papelería. “Y desde entonces se han elaborado proyecto tras proyecto, desde la fabricación, pruebas de laboratorio, luego pruebas industriales en papelería y también nos ganamos un proyecto para el uso de microfibra de celulosa para la industria de fabricación de cajas de cartón en conjunto con Contenedores San Fernanco (CSF), planta hermana de FPC”, explicó Izquierdo.

Y es que, como indica el ejecutivo, esta buena conexión tiene relación con el establecimiento de las confianzas. “Tenemos muy buena relación con Miguel y su equipo, lo mismo con Alex Berg de la UDT, y así los diversos proyectos han ido dando fruto, quizás no tan rápido como uno quisiera, pero en esto de hacer I+D uno sabe dónde parte, pero no cuán rápido llega al final; de todas maneras hemos ido avanzando, quemando las distintas etapas, hemos ido solucionando una serie de problemas que han aparecido en el camino- cómo fabricar, cómo añadir y cómo retener las microfibras en el papel-, y esperamos pronto partir con producción industrial de microfibra de celulosa”, contó el Ingeniero Civil Mecánico UC.

Forestal y Papelería Concepción produce papel 100% con material reciclado para el mercado nacional (fabricación de cajas y productos de construcción) para los 4 mercados más importantes: fruta, vino, salmón e industria general, que son los grandes consumidores de cartón en Chile. “Y hemos estado trabajando en el desarrollo de papeles de mayor resistencia, porque todos quieren que las cajas sean más livianas, pero que resista cada vez más, entonces son fuerzas contrapuestas que hacen requerir un papel cada vez con mejores prestaciones mecánicas”.

Justamente, uno de los dos últimos proyectos en el que están trabajando en conjunto, con fondos Corfo, tiene por objetivo optimizar el papel por medio de uso de nanofibras de celulosa. “Se están reduciendo los espesores de papel, los gramajes, pero hay que mantener las propiedades mecánicas, entonces hay que usar la nanofibra de celulosa como un reforzante del papel. Y un problema no trivial es cómo producirlas de manera eficiente”, contó Izquierdo. Para ello, ha sido muy importante el trabajo realizado con alumnos de la universidad en sus memorias de título, como también - como el caso de Andrea Andrade - quien entró al programa de Doctorado en Ciencias Forestales, y con quien están trabajando codo a codo en los diferentes proyectos.