X
X

DIQ dio la bienvenida a sus nuevos alumnos con interesante clase inaugural

DIQ dio la bienvenida a sus nuevos alumnos con interesante clase inaugural

DIQ dio la bienvenida a sus nuevos alumnos con interesante clase inaugural

14.03.2018

Con un gran número de asistentes se llevó a cabo la clase inaugural del Departamento de Ingeniería Química (DIQ), una instancia en la que participaron alumnos nuevos de dicha carrera, autoridades del Departamento, académicos y estudiantes provenientes de otras especialidades de la ingeniería.

“La paciencia es un árbol de raíces amargas, pero frutos muy dulces”, fue la frase con la que Marlene Roeckel, directora del DIQ, comenzó su discurso de apertura: “Esta carrera es complicada, difícil, nos exige perseverancia, ya que todo lo que hacemos repercute en los demás. Si nos equivocamos generamos dolor, ya sea a las personas o al medio ambiente, sin embargo tenemos la oportunidad de ser creadores y producir felicidad (…) por eso los llamo a no decaer si fallan, sigan intentándolo, mejoren sus resultados y en el futuro cosecharán buenos frutos de su esfuerzo”

El expositor invitado, para esta ocasión, fue Victor Contreras Cordano, destacado ingeniero civil químico UdeC, y actual Gerente General de Pares & Alvarez, una importante empresa de consultoría, desarrollo de ingeniería y gestión de proyectos, a nivel nacional.

En la primera parte de su ponencia, Contreras habló de lo que significa ser ingeniero químico y las implicancias laborales que esto conlleva: “el ingeniero químico es un profesional de alto nivel, preparado, que tiene la capacidad de desenvolverse en todos los campos, ya que tiene una formación multidisciplinaria y amplia (…) esto también se traduce en una gran responsabilidad, ya que está en juego nuestro prestigio. Por eso debemos hacer las cosas de la mejor manera. No nos contratan por ser baratos, si no por ser buenos”.

Luego, el profesional comentó sobre su experiencia liderando Pares & Álvarez, exhibiendo datos del impacto y el crecimiento que ha tenido esta empresa en nuestro país, a la que él califica como “innovadora, transparente, a la vanguardia y de calidad”.

Concluida la ceremonia, el ingeniero declaró que “aunque fue hace muchos años, cuando salí de la universidad siempre me sentí muy bien preparado para el mundo del trabajo. Esto fue porque tuve una sólida formación acá en la universidad”

En esta misma línea, recordó con mucha nostalgia su paso por la facultad, y en particular, su experiencia como alumno del DIQ: “mis años en la escuela fueron bonitos. Mucha buena onda, que al parecer se mantiene, buena relación con los profesores, con los colegas. Tengo muy buenos amigos de esa época. Estar acá me recuerda una etapa muy bella de mi vida, y probablemente la última más relajada, porque cuando uno ya entra a trabajar tiene presiones y responsabilidades”.

Por otro lado, quiso dar su opinión acerca de lo que deben desarrollar los ingenieros de hoy, para mejorar su calidad profesional: “creo que hay que perfeccionar las habilidades blandas y conocimientos no ingenieriles. Tener una visión del mundo, de la situación geo política, económica, un manejo potente del idioma inglés. Todas estas cosas que parecen no tan importantes son las que marcan la diferencia a la hora de salir al mercado laboral”.