X
X

Alejandro Aguirre, Téc. Laboratorio Biomédica: Su motivación lo llevó a participar en conferencias internacionales en Corea y Londres

Alejandro Aguirre, Téc. Laboratorio Biomédica: Su motivación lo llevó a participar en conferencias internacionales en Corea y Londres

Alejandro Aguirre, Téc. Laboratorio Biomédica: Su motivación lo llevó a participar en conferencias internacionales en Corea y Londres

17.08.2017

Estar en constante aprendizaje y traspasar dicho conocimiento a los alumnos de la carrera de Ingeniería Civil Biomédica fue el principal motivo que llevó a Alejandro Aguirre, técnico de Laboratorio de Ingeniería Civil Biomédica, a sacar cuentas y decidirse a viajar junto a una delegación de docentes de la carrera a Corea del Sur Inglaterra.

 

De esta manera, participó de la “39th Annual International Conference of de IEEE Engineering in Medicine and Biology Society” efectuada en la isla de Jeju (Corea del Sur), y posteriormente asistir a la “Annual Conference of the International Electrical Stimulation Society”, en Londres. “Es primera vez que viajo con gente de la facultad, pero ya llevaba muchos años acá y consideraba que mi aporte era poco, entonces me la jugué, solo solicité los permisos, ya que cubrí todo económicamente”, explicó Alejandro Aguirre.

 

Y es que el administrativo de la FI tiene la convicción que para progresar es necesario esforzarse y no creer que las oportunidades llegan por sí solas, “la verdad es que siempre he tenido motivaciones personales y cuando quieres progresar, aprender más o tener mayor experiencia, muchas veces debes dedicar tiempo y dinero, y no siempre esperar que te den las cosas”.

 

La labor diaria de Alejandro es la mantención del edificio de ingeniería Civil Biomédica en cuanto a lo estructural, equipamiento y laboratorio, y de manera específica, los cuatro laboratorios de la carrera. La preparación de éstos se relaciona directamente con que esté todo en orden para ser ocupados, además de apoyar el trabajo de los docentes teniendo el material que envían. Sin embargo, también se preocupa directamente de los estudiantes, guiándolos, enseñándoles, y diciéndoles si está bien o mal lo que hacen. Esta forma de trabajo nunca se le ha hecho complicada, ya que la labor que desempeña se relaciona directamente con la electrónica, que es su área “lo que sé de biomédica lo he ido aprendiendo con el tiempo, en forma autodidacta, pero también trabajando e incorporándome a los proyectos”.

 

Es esta proactividad la que ha marcado su labor por casi siete años - llegó a la FI en marzo de 2011, antes perteneció 30 años a la Marina- y que evidencia su preocupación por un trabajo bien hecho, complementado con el apoyo diario a los estudiantes, pero desde el conocimiento, desde un aprendizaje continuo, que lo ha llevado, incluso a colaborar en proyectos desarrollados en la carrera.

Alejandro Aguirre en el Laboratorio de Biomédica

 

Es en este contexto que Alejandro Aguirre decidió viajar a la “39th Annual International Conference of de IEEE Engineering in Medicine and Biology Society”, realizada en la Isla Jeju, Corea del Sur, del 11 al 15 de julio y días después a la “Annual Conference of the International Electrical Stimulation Society IFESS´17, que se llevó a cabo del 17 al 20 de julio, en Londres. Aunque ambas conferencias superaron sus expectativas fue la organizada en Londres donde, además de las exposiciones, le llamó mucho la atención la tecnología que se presentó, lo que a su juicio confirma que Ingeniería Civil Biomédica va en el camino correcto. “En el extranjero se están haciendo muchas cosas relacionadas con la carrera, eso es súper motivante, pero además se presentaron proyectos desarrollados acá, en los cuales he participado en buscar lo que se requiere para que los proyectos resulten, es decir, tanto en la investigación como en la parte técnica”, explicó.

 

Ni el idioma, ni la distancia fueron una barrera para que pudiese disfrutar de esta enriquecedora experiencia, tanto en lo profesional como personal, por lo que hizo un llamado a pensar en grande, a buscar lo que uno quiere, lo que no está exento de sacrificios, pero que valen la pena. “Hay que atreverse, porque nadie va a golpear tu puerta, es motivante conocer nuevos lugares y adquirir conocimiento en pro de nuestro desarrollo personal”, dijo Alejandro Aguirre, quien ya está bosquejando su viaje y averiguando la sede de la próxima conferencia internacional de ingeniería en 2018.