X
X

Académico de U. de Vigo visita grupo de termodinámica del DIQ para seguir en colaboraciones de investigación

Académico de U. de Vigo visita grupo de termodinámica del DIQ para seguir en colaboraciones de investigación

Académico de U. de Vigo visita grupo de termodinámica del DIQ para seguir en colaboraciones de investigación

22.10.2018

Manuel Martínez Piñeiro, académico de la Universidad española de Vigo y quien mantiene una colaboración académica en al área de la termodinámica de fluidos hace 15 años con nuestro docente del DIQ, Andrés Mejía, actualmente se encuentra visitando a su grupo de investigación gracias al Fondecyt del docente José Matías Garrido.

Una potente y antigua colaboración es la que mantiene el investigador del Departamento de Física Aplicada de la Universidad de Vigo, Manuel Martínez, con el docente del Departamento de Ingeniería Civil Química de nuestra Facultad de Ingeniería UdeC, Andrés Mejía. “Tenemos intereses en común y colaboramos de forma estable en el área de termodinámica de fluidos; distintos tipos de mezclas complejas y equilibrio de fases aplicados a diferentes problemas. Participamos además en la tesis de José Matías y ahora que él es profesor tenemos temas que nos interesan y en los que seguimos trabajando y pensando en futuros proyectos”, expresó.

Las colaboraciones entre estos académicos son además con investigadores de la Universidad de Huelva y la Complutense de Madrid en España, y con las University de Toulouse y la University of Pau and Pays de l'Adour de Francia. “Es un proyecto bien grande, somos varios grupos de investigación, de diferentes países, los que estamos alineados en la misma dirección. Y Manuel es experto en hidratos, tiene muchos años en ese tema, en capsulación de gases invernaderos, CO2, metano, y por esa línea hemos desarrollado nuestro trabajo”, cuenta José Matías Garrido, docente del DIQ, y cuyo Fondecyt permitió esta visita para seguir avanzando en sus estudios en conjunto.

Una compleja búsqueda de potenciales fuentes de energía 
El trabajo de estos investigadores se basa principalmente en el estudio de las condiciones óptimas para la recuperación de estos gases. “Los hidratos están en el fondo de los océanos, pero aún no se sabe exactamente cómo recuperarlos sin que eso colapse, sin que se libere el metano y que éste llegue a la atmósfera. Entonces por ello es muy importante conocer las condiciones microscópicas en que están situadas, los límites de estabilidad, cuándo empiezan a ser inestables, cómo se pueden disociar, cómo se pueden utilizar sustancias para que sean más o menos estables, entre otros factores. Es un conocimiento hasta ahora muy teórico y limitado, por lo que hay un montón de trabajo por hacer para caracterizarlo a escala molecular microscópica, y macroscópica para que los ingenieros puedan hacer sus predicciones y simulaciones. En definitiva, es el conocimiento previo del sistema que es necesario antes de la explotación, y de esa parte nos ocupamos nosotros”, explica el investigador español.

Para Martínez, el trabajo experimental que se realiza en el laboratorio de termodinámica del DIQ UdeC es de altísimo nivel, cuyas medidas de sistemas complejos son muy precisas. “Están muy bien, es un laboratorio de referencia, de muchísimo prestigio internacional y es un placer trabajar con ellos porque son muy fiables y respetados en la comunidad; y la combinación de las teorías con datos experimentales precisos es lo que se necesita para después llegar ahí y testearlo en condiciones”, agrega.

“Parece simple; es hielo con moléculas dentro, pero el comportamiento es complejísimo. De hecho hay un montón de grupos en el mundo dándole vueltas a lo mismo, y si bien se ha progresado y se conoce cada vez mejor, aún falta mucho para poder explotarlos de forma racional, sin que se produzcan pérdida de gas, sin que afecte a la atmosfera, y que además sea económicamente rentable”, cuenta el experto.