X
X
SMI – ICE Chile: fortalecer y agilizar las vinculaciones con el sector minero

SMI – ICE Chile: fortalecer y agilizar las vinculaciones con el sector minero

20.04.2016

Acelerar el impacto de la investigación en la sociedad, por medio de una mayor rapidez y agilidad en las vinculaciones con el sector minero, es lo que busca el Centro de Excelencia Internacional en Minería, denominado SMI – ICE Chile, sigla que identifica la atracción en Chile del Sustainable Mineral Institute de la Universidad de Queensland a través del recién creado International Centre of Excellence (Centro de Excelencia Internacional en Minería). Este último corresponde a un proyecto financiado por Corfo y liderado por el Departamento de Ingeniería Metalúrgica y el Instituto de Geología Económica Aplicada (GEA), ambos de la UdeC, junto con el Sustainable Mineral Institute de la Universidad de Queensland y el JKTech, ambos de Australia. Esta última es una empresa comercializadora de soluciones tecnológicas para la industria minera creada al alero de la mencionada universidad australiana.

Su recién nombrado Director en Chile, Roberto Parra Figueroa, académico del Departamento de Ingeniería Metalúrgica, está trabajando en varios frentes. Por una parte, en la búsqueda de un lugar para la sede del Centro en Santiago y, por otra, reclutando personal profesional y técnico para constituir una estructura de gestión administrativa, contable y financiera que apoye las diversas actividades que desarrollará el Centro en Chile, las cuales serán co-financiadas por Corfo, la Universidad de Queensland y recursos obtenidos de las empresas a través de contratos de servicios en I+D+i. Junto con esto, el profesor Parra se encuentra articulando intereses y capacidades entre los investigadores de la UdeC y de la Universidad de Queensland de modo de formar equipos de trabajo (o una fuerza de tareas) que le permitan abordar los desafíos que plantea el mejorar la competitividad de la industria.


“El tener una oficina en Santiago, con un staff técnico, busca acelerar los trabajos que incipientemente están comenzando en forma colaborativa entre la universidad de Queensland y la Universidad de Concepción con las empresas mineras, así como también facilitar y establecer las redes de contacto entre la academia y el sector productivo… ése será el gran eje de trabajo, es decir, cómo acelerar o agilizar el trabajo, porque ambas universidades tiene una potente vinculación con el sector minero”, explica Roberto Parra, quien puntualiza además que se trata, principalmente, de las grandes empresas mineras.

De esta manera, se busca que el SMI – ICE Chile se desarrolle y constituya un puente entre los investigadores de las universidades involucradas y la Industria. “De esta manera, en la medida que el centro cuente con su staff técnico y profesional se agilizará la gestión de los proyectos y se entregará un soporte a los investigadores, de tal forma de que estos concentren esfuerzos en el desarrollo de las soluciones que la industria necesita”, comenta Parra.

SMI Australia y SMI – ICE Chile

El SMI de la Universidad de Queensland es un referente internacional de investigación, uno de los más importantes con que cuenta la industria minera mundial. Cuentan con proyectos en Mongolia, Brasil y ahora en Chile, a través del Centro de Excelencia Internacional, con la idea de desarrollar y potenciar todas las relaciones a nivel latinoamericano que el SMI de la Universidad de Queensland tiene hoy en día.

Hay varias características de la UdeC que permitieron que este importante centro internacional en Australia lo definiera como socio. Antes que todo, el SMI desarrolla investigación aplicada, es decir, investigación con la industria, para la industria y absolutamente focalizado en las necesidades técnicas de la industria. El Departamento de Ingeniería Metalúrgica de la UdeC, a su vez, tiene como elemento distintivo el estar permanente y activamente vinculado con la industria local, es decir, para ambas instituciones la investigación con la industria es parte de su sello.

“Sin embargo, este proyecto, que partió con el Departamento de Ingeniería Metalúrgica y en el Instituto GEA está abierto a todas las unidades académicas de la Universidad de Concepción, ya que dentro de su estrategia considera aspectos de seguridad, medio ambiente, comunidades, además de las áreas netamente técnicas, tales como, minería, metalurgia extractiva y geometalurgia, entre otras. El propósito de Corfo es que el SMI se instale en Chile con todas sus capacidades, tal como está en Australia”, explica su Director.

De esta manera, por ejemplo, el SMI – ICE Chile está explorando su incursión en temas tales como la optimización energética de las plantas concentradoras, en las cuales ya se tiene un primer contrato con Nexo, una empresa proveedora de la minería.

Alianza con historia

La relación entre el Departamento de Ingeniería Metalúrgica y el SMI de la Universidad de Queensland es mucho más antigua que la evidenciada en este proyecto. Es una alianza que tiene una larga data en base a reconocerse y validarse mutuamente en sus competencias técnicas y a raíz de la cual ha existido desde hace muchos años el perfeccionamiento de estudiantes de la UdeC en la Universidad de Queensland. Sin duda, es justamente esta relación de confianza la que facilitó la concreción de esta alianza.

“Ellos han desarrollado mucho el tema de geología – minería – procesamiento de minerales. Nosotros, también, con aproximaciones complementarias, pero además, hay un área en la que hemos avanzado y que ellos no tienen, que es la parte de metalurgia química, es decir la hidrometalurgia, la electroquímica y la pirometalurgia. Esta es, entonces, una forma de extender el ámbito de impacto de sus actividades incorporando las competencias que nosotros hemos desarrollado y que no necesariamente están muy presentes en el quehacer del SMI”, expresa Roberto Parra.

Desafío como Director

El mayor desafío para el recién asumido Director es que el SMI – ICE Chile reúna 2 millones y medio de dólares en contratos de investigación, en un plazo de un año y medio “de los cuales ya llevamos 500 mil dólares”, comenta Roberto Parra, lo que refleja su optimismo a la hora de abordar esta ambiciosa meta, pues ya han sostenido varias conversaciones con actores relevantes de la industria y si bien el ambiente de la economía internacional relacionada con producción primaria y commodities está muy deprimida, se abre hoy una oportunidad para lo que SMI – ICE Chile pueda hacer. “Los temas de innovación y todo aquello que pueda significar algún cambio estructural en los costos logran efectivamente impactar para mejorar los indicadores de gestión metalúrgica. Por lo tanto, hoy día desde la industria hay una sensibilidad más receptiva a afrontar temas de innovación. Siempre la ha habido, siempre han escuchado las propuestas, pero cuando los precios están altos, lo que importa es el volumen de producción y nos farreamos años por no hacer las cosas bien”, comenta Roberto Parra.